Follow:
Beauty

Hair detox: Desintoxica tu cabello de forma natural

¡Hola chicocos! ¿Cómo les va? Espero que hayan empezado el mes del amor con las mejores vibras del mundo. Yo estoy contenta, aprovechando mis vacaciones para relajarme; salir con mi amor (te quiero, bonito); pasar tiempo en familia; ver ‘Orange is the new black’ (por favor, véanla si aún no lo hacen. ¡Es increíble!); hacer deporte; y por supuesto, probar cosas nuevas (YOLO, bitches) como productos de cosmética natural. Y es que de esto se trata el post de hoy: ¿Cómo desintoxicar nuestro cabello de manera natural? Hoy les traigo algunos tips y productos que nos pueden ayudar. ¡Toma nota!

desintoxicar cabello

  1. Dile adiós al shampoo

Yo sé que suena drástico y hasta cochino, pero existen otras maneras de lavar el cabello sin dañar el cuero cabelludo, sin arrasar con todos los aceites esenciales y propios del cabello, y sin maltratar animales. (Por favor, si podemos elegir no maltratarlos, ¿por qué seguir haciéndolo?). ¿Bueno, Marianne, pero cómo quieres que nos lavemos el cabello? Queridos, ¡existen otras alternativas!

Para Navidad, mi hermana que vive en Brasil me trajo un jabón (“sabonete”, como le dicen allá) 100% vegetal de la marca de cosmética artesanal Cheiro Vivo, con el que puedes lavar tu cabello sin someterlo a la enorme cantidad de químicos agresivos que suelen contener los shampoos comerciales-industriales a los que estamos acostumbrados (sí, Dove, Pantene, Elvive, etc.). Ella ya llevaba algunos meses usándolo y estaba encantadísima, así que hace un mes me armé de valor y le dije adiós al shampoo (y me di a mi misma la bienvenida al movimiento ‘No poo’ -sin shampoo, sin acondicionador, sin crema para peinar, sin crema de tratamiento, sin TODO LO QUE USABA-).

IMG_6909

He leído muchísimas reseñas sobre personas que dejaron el shampoo, y la mayoría cuentan que el primer mes fue terrible, pero que con el paso del tiempo resultaron con un cabello suave, desenredado, brilloso, y en resumen, hermoso. Pero este no fue mi caso, NO NECESITÉ NI 1 MES PARA NOTAR MEJORAS. La primera semana fue un poco extraña, porque sentía mi cabello como ceroso, un poco pesado pero muy limpio, cero grasa y suciedad. De la segunda semana en adelante, todo mejoró, el frizz de mi cabello disminuyó notablemente y volví a sentirlo como cuando era niña, suave… suavecito.

A ver, ya entendí, pero ese shampoo no lo venden aquí en Perú. ¿Y nosotras cómo hacemos? Atrévanse a fabricar su propio shampoo artesanal. Es facilísimo y sobretodo BARATO. Solo necesitan agua, bicarbonato de sodio y aceite de oliva o de coco. En una botellita pongan una cucharada de bicarbonato de sodio con agua, agítenla, y laven su cuero cabelludo con esa mezcla (OJO: solo el cuero cabelludo. Eviten el cabello) y enjuaguen. Luego, en otra botellita coloquen una cucharada de aceite de oliva o de coco, agreguen agua, mézclenlo y viértanlo en su cabello (No en el cuero cabelludo) y enjuaguen. ¡Verán lo suave que queda! Lo mejor de todo, es que ya no necesitas sprays o cremas para peinar. Recuerden que la cantidad de bicarbonato o de aceite que usen dependerá de ustedes. Vayan probando hasta que encuentren la cantidad que les sienta bien. Entre más graso es el pelo, más bicarbonato deben echar. Entre más reseco, más aceite.

cosmetica natural

2. Menos decoloración

Pintarse el cabello es una esclavitud y un placer al mismo tiempo. Cuando una sale de la peluquería con el cabello recién pintado se siente una diva, pero al cabo de un par de meses el color es otro y una ya no se siente igual. ¿Qué tal si optamos por algo menos agresivo? Nuestro cabello nos lo va a agradecer.

Mari, pero qué me recomiendas, me muero de miedo de ver como crecen mis raíces/ mis canas. A ver tampoco les recomiendo que luzcan como Cruella de Vil. Mi consejo va más por relajar el tema de la tinturación, bajarle una revolución. Si podemos pintar nuestro cabello de un color parecido al natural, ¿por qué no? Las decoloraciones son mega agresivas, hay que decirles ‘chau’ por un tiempo, tal vez no para siempre, pero si la cantidad de meses para que nuestro cabello se recupere.

 

3. Menos secador y plancha

¡Aléjate del calor! Instrumentos como el secador y la plancha pueden parecer inofensivos pero no lo son. Y sé que muchas de ustedes la usan a diario porque hubo una época de mi vida en que yo también lo hacía (por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa…) hasta que entendí que un cabello lacio o con rulos no iba a definir quién era yo. Tampoco les digo que los dejen por completo, de vez en cuando una quiere verse diferente, y es completamente válido recurrir al secador y plancha (OJO: usando protector térmico) pero para el día a día, ¿es realmente necesario? Yo diría que no.

IMG_6792

4. No al laceado japonés, italiano, francés, brasilero, o de cualquier lado del mundo

Los efectos del punto 3 se multiplican por 1000. Adiós químicos, hola cabello real, único y natural. Adiós a negar mi propia identidad, hola a aceptarme como soy y amarme como tal.

5. Apuesta por las mascarillas naturales

Mi favorita: 1 huevo + 2 cucharadas de aceite de oliva. Revuélvelo (no lo huelas porque te van a dar ganas de vomitar) y úntalo en cada mechón de tu cabello. Déjalo ahí por unos 20 minutos, y enjuágalo. Resultado: Un cabello muchísimo más brilloso.

Otra opción: 2 cucharadas de palta (aguacate, para mis amigos de otros países latinos) y 2 cucharadas de aceite de coco. El mismo procedimiento de la mascarilla anterior. Resultado: Suavidad extrema.

Y como estas hay muchísimas más. Si les gustaría que les de más tips o que haga un video mostrándoles como hago mis mascarillas naturales favoritas, déjenme un comentario aquí abajo o en mi fan page de Facebook (Trendy Fever) o Instagram (trendyfeverofficial).

Espero que les haya gustado el post, hasta pronto, mis trendycitos <3 un besote.

 

 

Previous Post Next Post

You may also like

2 Comments

  • Reply Fiorella Del Campo

    Hola, lindo blog.
    Excelente artículo, tomaré muy en cuenta tus consejos.
    Sabes donde puedo conseguir el producto del cual hablas?
    Saludos

    febrero 3, 2016 at 3:00 am
    • Reply MariannePaulet

      Fiore, los productos de Cheiro Vivo los fabrica artesanalmente una chica de Río de Janeiro y hacen envíos a todo Brasil. Lamentablemente aún no llegan aquí a Perú. Pero si conoces a alguien que viva allá y que te los pueda mandar sería excelente. Este jabón/shampoo cuesta alrededor de unos 19 reales o 20 soles. Son accesibles y super recomendables. ¡Gracias por escribirme!

      febrero 10, 2016 at 8:58 pm

    Leave a Reply